Antiojeras de Clinique


Uno de mis grandes aliados de maquillaje, sin el que nunca salgo de casa, es el corrector antiojeras. La solución más cómoda y rápida para disimular los signos de fatiga y de cansancio que demuestran el frenético ritmo de vida que llevamos y la falta de sueño. Un cosmético imprescindible en nuestro neceser de belleza, junto con la base de maquillaje y el colorete en polvo.

Si estás pensando en comprarte uno, pero todavía no sabes cual elegir será mejor que eches un vistazo a las últimas novedades del mercado de la belleza, porque tienes infinidad de cosméticos. Uno de mis favoritos es el corrector en crema de Yves Rocher, de fácil aplicación que aporta hidratación y un toque luminoso muy natural. Aunque tampoco podemos olvidarnos de una firma como Clinique, especializada en el cuidado dermatológico de las pieles que más atención precisan.


En tiendas especializadas encontrarás All About Eyes Concealer, un corrector que disimula las bolsas y las ojeras. Lo tienes en diferentes tonalidades, así que asegúrate de que escoges el color que más se parece a tu piel, con el que lograrás un resultado muy natural y radiante. Al tratarse de un corrector líquido, la delicada zona del contorno de ojos recibirá la hidratación que tu piel tanto necesita.

Una cobertura moderada que mejora la apariencia de las bolsas y de las ojeras, proporcionando un maquillaje duradero sin arrugas ni líneas de expresión marcadas. Si quieres un consejo de utilización, te recomiendo que apliques el producto sobre la piel limpia y seca con suaves y delicados toques con la yema de los dedos o con una esponja, lo que más cómodo te resulte. Y para una cobertura mayor, puedes volver a aplicar el producto. El último paso será fijar el corrector con unos polvos translúcidos, así conseguirás un acabado todavía más profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *