Cera depilatoria Veet


Estaréis de acuerdo conmigo en que la depilación es una de las rutinas de belleza más aburridas y molestas de todas. La depilación definitiva es una alternativa muy interesante y cómoda para no tener que volver a preocuparse de esta dichosa tarea.

Aunque si tú tampoco te has sometido a este tratamiento definitivo, la mejor opción para ti es la cera depilatoria Veet. Es fácil de usar, no daña la piel y puedes aplicártela desde la comodidad de tu casa en cualquier momento que tengas libre.

Yo utilizo el tarro de cera depilatoria, y lo puedes aplicarlo tanto en las piernas, como en los brazos, las ingles y las axilas. Si tienes la piel muy sensible, tal vez sea mejor que te asegures de que el producto en cuestión es apto para ti, porque esta cera es para pieles normales.

Si es la primera vez que utilizas el producto, lee las instrucciones y sigue al pie de la letra las indicaciones. Calienta el tarro de cera en el microondas o al baño maría, antes de nada asegúrate de que el producto no está demasiado caliente, ya que podría causarte quemaduras. Para comprobar la temperatura yo utilizo la espátula con el extremo azul, y si después de un minuto aparece la palabra no, quiere decir que hay que esperar.

Si es la primera vez que utilizas cera depilatoria, te recomiendo empezar por las zonas que más cómodas te resulten, por ejemplo las piernas. Con ayuda de la espátula aplícate la cera en la zona en cuestión e inmediatamente después coloca la blanda blanca. Es muy importante que el tirón de la banda sea rápido, decidido y en la dirección opuesta al crecimiento del vello, si dudas o lo haces con miedo te puede resultar doloroso.

Para la primera depilación recomiendo escoger una zona fácil y aplicar una pequeña cantidad, por supuesto leer detenidamente las instrucciones y seguir todas las recomendaciones del fabricante. Recuerda que es aconsejable depilarse después de una ducha, con los poros abiertos, y que para arrancar las tiras debes hacerlo con mucha seguridad y en dirección contraria al nacimiento del vello. Después del tirón ejerce presión sobre la zona con las manos para calmar el malestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *