Cómo preparar una crema exfoliante casera


En Cremitas solemos mostrarte los productos cosméticos que puedes encontrar a la venta actualmente para aplicar a diferentes zonas de tu cuerpo, así como también para cumplir diferentes objetivos. Pero como no todo va a ser gastar (y menos en época de crisis), a veces también queremos ofrecerte alguna receta casera con la que puedas mantener una rutina de belleza adecuada. Por ese motivo, hoy veremos cómo preparar una crema exfoliante casera.

La receta es muy fácil y rápida de realizar, y los ingredientes son habituales en muchas casas o pueden adquirirse fácilmente en cualquier supermercado. Esto está muy bien porque así podrás prepararte tu exfoliante casero en cualquier momento, y limpiar tu piel en profundidad siempre que lo necesites. Pero pasemos ya a la receta y modo de empleo.

La receta

Únicamente necesitarás azúcar moreno y aceite de oliva, así como un recipiente en el que puedas mezclar ambos ingredientes cómodamente. Las cantidades son: 1 taza de azúcar moreno y 1/3 de una taza de aceite de oliva. Echa las dos cantidades en un bol o tazón y mézclalas hasta obtener el exfoliante casero.


El azúcar es granulado y así debe quedar, ya que es precisamente esa rugosidad la que irá eliminando las células muertas de tu piel, así que no trates de conseguir una pasta homogénea. Ahora aplícate la mezcla en el rostro y masajéala con movimientos circulares suaves, promoviendo así su efectividad.

El resultado


Una vez hayas exfoliado todo el cutis, aclárate muy bien con bastante agua tibia. Sécate con una toalla limpia o con papel y aplícate tu crema hidratante habitual. Puedes repetir esta operación una vez por semana como mucho, o al menos una vez al mes como poco. Notarás que la piel te queda suave y totalmente renovada, además así favorecerás la absorción de los tratamientos que utilices normalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *