Cuidados para después del maquillaje


Al regresar a casa después de un ajetreado día de trabajo, lo que menos nos apetece es limpiar en profundidad el rostro e hidratar la piel. Una molesta rutina de belleza que debemos cumplir a rajatabla, si queremos presumir de un rostro radiante y sano, sobre todo después de volver de una noche de fiesta.

En este sentido, deberás aplicar un desmaquillante especial para tu tipo de piel (grasa, seca o sensible). Si no sabes cuál elegir, desde Cremitas te recomendamos la gama de limpieza diaria de Diadermine. La encontrarás en tu tienda de belleza más próxima, en tu perfumería o supermercado habitual, y puedes escoger entre la leche limpiadora, el tónico o las toallitas desmaquillantes.

Unos productos que además de eliminar los restos de maquillaje y las impurezas del cutis, aportan hidratación y suavidad. A continuación, limpia tu rostro con abundante agua tibia, y seca la piel con suaves y delicados toques con la toalla.

Limpieza e hidratación

Una vez que hayas terminado podrás aplicar tu crema hidratante o tratamiento específico para el cuidado de tu piel. No te saltes ninguno de estos pasos, si quieres presumir de un rostro radiante, sano y libre de impurezas. Irse a dormir sin eliminar nuestro maquillaje, ni realizar una correcta limpieza del rostro es lo peor que puedes hacer, ya que provoca la aparición de imperfecciones y marcas. Mientras que en el caso del rímel y de otros muchos maquillajes, puede irritar y resecar nuestra piel.

Escoge el desmaquillante que prefieras, pero no te olvides de este imprescindible artículo de belleza. Desde Cremitas te recomendamos utilizar las toallitas, que es el artículo más rápido, fácil y cómodo de utilizar. Puedes llevarlas siempre contigo y utilizarlas cuando quieras, así que acércate a tu tienda de cosmética y pregunta por la gama de limpieza y cuidado de Diadermine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *