Flash Bronzer Airbrush de Lancome


La única fecha, sin ser verano, en la que todas las mujeres quieren lucir un bronceado perfecto es en diciembre. Este mes está lleno de comidas de empresa, de amigos, familiares, en pareja, fiestas temáticas y un sinfín de ocasiones en las que salir a lucir palmito y, sobretodo, pasártelo bien. Pero todo eso tiene un ligero inconveniente, y es que probablemente tu piel esté completamente blanca y hayas perdido ya el colorcito tan estupendo que tanto te costó coger el pasado verano pero que por desgracia no aguanta hasta Navidad, a no ser que vivas en las Islas Canarias claro.

Lancôme tiene un producto que puede solucionarte en gran medida ese problema y te dará un color precioso para poder lucir ese vestido escotado que tienes en el armario y que probablemente haya roto ya más de un corazón. Flash Bronzer Airbrush, que así se llama, le ofrece un bronceado natural a todo tu cuerpo y desde cualquier punto de vista. Su difusión ultra fina hace que puedas ponértelo en cualquier lugar o posición, y tiene una textura súper ligera y vaporosa que lo hace muy suave. Su espuma tiene una definición ultra fina y se pega a tu piel de manera homogénea, aportándote un bronceado uniforme y sin manchas.

El bronceador de Lancôme contiene activos autobronceantes pero que te darán un efecto muy natural, además de activos alisantes para que tu piel luzca tersa y lisa y vitamina E para que siempre estés hidratada. Se vende en formato spray de 125ml, y además de en muchas tiendas de cosméticos y droguerías, puedes encontrarlo en la página web de la marca. Su precio ronda los 34€, que bien vale la pena pagarlos ya que podrás utilizarlo varias veces y estar morena en Navidad como si fuera el mes de agosto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *