Tresor de Lancôme, perfume para momentos preciosos


Lancôme nació hace 75 años por la pasión que Armand Petitjean sentía por la mujer y su elegancia. Quiso crear una marca de lujo que acompañara cada gesto, cada sentimiento y cada cuerpo de esa mujer. La clave de su éxito está en crear un producto que ofrece lo que cada mujer necesita en cada etapa de su vida y lo hace con fórmulas novedosas, ingredientes exclusivos y texturas asombrosas. Entre sus productos de culto destaca Trésor, un perfume creado en 1990 por Sophia Grojsman, una de las más importantes perfumistas. Su éxito fue inmediato y hoy forma parte del top-ten mundial de perfumería y presenta dos variedades:

Eau de perfum: en vaporizador de 100, 50 y 30 ml. Desvela las notas floridas, afrutadas, empolvadas y amarinas de Trésor. Su salida es como envolverse en pétalos de rosa y flores de albaricoque. Las campanillas, la vainilla, el heliotropo y el iris conquistan el ambiente de una forma sensual. Su secreto está encerrado en un primer acorde perfecto, donde la cabeza y el corazón se funden. Sobre la piel, el sándalo y el musgo crean un efecto de fijación refinado, discreto y totalmente inolvidable.

Perfume: en frasco de 7´5 ml. El Trésor puro con una fórmula más intensa que la anterior. Aplica unas gotas sobre tu piel en los lugares particularmente más cálidos de tu cuerpo: interior de la muñeca, detrás de la oreja, de la rodilla… Magnificarás tu presencia.

La gama la complementan a la perfección 3 artículos que te ayudarán a despertarte con tu perfume preferido: el gel de ducha y el jabón en pastilla, su abundante espuma perfumada y cremosa limpia la piel sin agredirla para dejar el cuerpo más suave, liso y sedoso; y la leche corporal, una emulsión ligera, fresca, delicada y nutritiva que prepara tu piel para disfrutar de la voluptuosidad de Trésor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *