Consejos para cuidar tu cabello

cabello-sano
Tener el pelo perfecto es complicado. Lo es porque siempre pasa algo, como por ejemplo las puntas abiertas, el encrespamiento, la falta de volumen, la falta de brillo… Afortunadamente, siempre podemos recurrir a una serie de consejos como los que vamos a compartir en este artículo, con los que lograrás tener un cabello fuerte, bonito y sano. ¿Te apetece conocerlos? ¡Sigue leyendo!

Utiliza un buen champú

Tanto el champú como el acondicionador juegan un papel fundamental en todo esto. Los hay de muchos tipos y especializados, así que compra lo que necesites en función de las características de tu cuero cabelludo y tu cabello. Por ejemplo, quienes tienen el cabello seborréico y/o descamativo deben recurrir a un champú seborregulador.

No tengas prisa

Este consejo no tiene nada que ver con el producto o los productos que utilices para tener tu pelo perfecto. Es un consejo que se basa en el tiempo que deberías dedicarle a tu cabello para aclarar la mascarilla. Hay que dejarla un mínimo de 15 minutos, y si no puedes hacerlo por falta de tiempo, asegúrate de utilizar un buen acondicionador.

No frotes tu cabello

Todas hemos tenido alguna vez la sensación de que frotando el cabello podemos conseguir mejores resultados. Sin embargo, es como un falso mito que no solo no es cierto, sino que provoca el efecto contrario. ¿Por qué? Pues porque un masaje suave sí que puede activar las glándulas sebáceas, algo que no ocurre con tanta facilidad cuando frotamos con fuerza.

Desenreda tu cabello con las manos

Cuando desenredes tu cabello con el acondicionador y la mascarilla, utiliza los dedos de tus manos para hacerlo. Por increíble que parezca, ganarás brillo y suavidad, al tiempo que lo tendrás bajo control si eres de las que suele tener el cabello encrespado.

cabello-peluqueria

Secador iónico

Si vas a utilizar secador para secarte el pelo, que es lo más normal del mundo, mira de comprar uno que sea iónico por lo mucho que es capaz de ofrecernos esta tecnología. Es capaz de descomponer las moléculas del agua para convertirlas en micropartículas que hidratan el cuero cabelludo y la fibra capilar. ¿Magia? Tal vez, pero el caso es que funciona y eso es lo que importa.

Lo que hay que evitar si tienes el cuero cabelludo sensible

Cada persona tiene un cuero cabelludo distinto y eso significa que debe recurrir a productos y tratamientos distintos. Por ejemplo, si tienes un cuero cabelludo sensible es mejor que evites el uso de champús con detergente, parabenos, sulfatos o siliconas. Lo mismo se puede decir del agua calcárea, que podemos evitarla gracias a los grifos que están preparados para reducir el nivel de cal. Intenta no ducharte con agua muy caliente y si puedes pon el secador a una temperatura intermedia o fría, ya que es lo mejor para el cuero cabelludo. Además, también te recomendamos adquirir productos de calidad en tiendas online dedicadas al cuidado de la piel y el cabello como IDP. Encontrarás productos que pasan por una serie de rigurosos controles dermatológicos y farmacéuticos antes de ser lanzados al mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *