Auto-bronceador de Clarins


Comienza la temporada de playa y nos equipamos con todos los accesorios y productos necesarios para disfrutar de un maravilloso día de playa, bronceando nuestra piel tumbadas cómodamente bajo la toalla, para después disfrutar de un refrescante chapuzón en el agua. Todo esto está muy bien cuando ya tenemos ese tono de piel, pero cuando vamos las primeras veces a la playa y observamos horrorizadas nuestro blanco nuclear, la cosa cambia mucho.

Esta situación la viven muchas chicas que debido a su color natural tienen la piel muy clara, y lógicamente deben utilizar un factor de protección muy alto para evitar disgustos innecesarios, y así disfrutar de un bronceado seguro, duradero y bonito. Para poner fin a esta situación tenemos los famosos auto-bronceadores como el de Clarins que es un tratamiento con efecto alisante, que nos ayuda a conseguir un bronceado progresivo.

La textura del producto en mousse se funde y absorbe rápidamente cuando entra en contacto con nuestra piel favoreciendo ese bonito color dorado, además de una piel sedosa y ligera. Te recomiendo que lo apliques correctamente todos los días hasta conseguir el tono deseado con suaves masajes circulares para asegurarte de que el producto penetra en profundidad en tu piel, y por supuesto distribuyéndolo correctamente.

Una vez finalizado el tratamiento y si quieres conseguir un tono aún más luminoso suele ser aconsejable exfoliar la piel regularmente para retirar el exceso del producto. Además también te recuerdo que este tipo de productos no suelen ser muy aconsejables para el cutis graso, salvo que sea específico para tu tipo de piel, porque contribuyen a aumentar los brillos, por lo que la limpieza y exfoliación es todavía más importante. Si tienes en cuenta todos estos consejos disfrutarás de un día de playa inolvidable y con un bonito color mientras consigues el tuyo de una manera más natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *