Galénic Nectalys para las primeras arrugas


Al igual que necesitamos una talla concreta de ropa y un número específico en el calzado, nuestra piel también necesita unos cuidados que se adapten a sus necesidades reales. Tener claro este punto es importantísimo para conseguir que nuestro rostro se muestre libre de imperfecciones, iluminado y con los niveles óptimos de hidratación. Todo lo que utilices y que no se corresponda a la “talla” de tu piel será dinero tirado, ya que no ejercerá eficazmente sus beneficios.

Este concepto está perfectamente expresado en la mayoría de firmas cosméticas, por ello clasifican sus productos en función de la edad y el tipo de piel. Hoy veremos Nectalys, el tratamiento que Galénic ha diseñado para ofrecer los mejores cuidados alisantes a las pieles jóvenes, combatiendo así las primeras arrugas. Una gama que está indicada para ser utilizada a partir de los 25 años. El tratamiento que llenará de vitalidad y luminosidad el cutis en una etapa en la que el camino a la treintena requiere dejar atrás las cremas básicas.

Nectalys de Galénic está formulado con néctar esencial de frutas 100% natural; higo, mandarina y melocotón son los ingredientes que se han seleccionado por su riqueza en nutrientes. Un concentrado en vitamina C actuará como antioxidante, los poliglúcidos como energizantes, y el magnesio como relajante. El resultado es que tu piel se verá recargada a nivel celular, previniendo los primeros signos de la edad y alisando los que empezaron ya a aparecer.

El tratamiento de día podrás encontrarlo en dos formatos: fluido para pieles normales y mixtas, y crema para pieles secas. El Elixir Alisante es un concentrado que alisa y afina la textura del cutis, proporcionándote un agradable efecto de piel de melocotón; podrás aplicarlo mañana y noche, solo o bajo tu tratamiento. La gama la cierra el Cuidado de Noche Alisante Relajante, una crema que actúa sobre las primeras arrugas alisándolas y previniendo la aparición de otras nuevas. Un regalo para tu piel, que se despertará relajada y con los rasgos suavizados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *