Famosas mal maquilladas


Hasta las divas de Hollywood tienen algún que otro tropiezo con el manejo de la brocha y el pincel, y nos sorprenden con errores de tocador imperdonables. Otra prueba de que las estrellas del celuloide también son mortales y sufren pequeños o grandes deslices, como los que te ofrecemos en el artículo de hoy.

Tropiezos garrafales de maquillaje que merecen el despido inmediato del estilista o maquillador responsable de semejante obra de arte. Unos errores que te invito a repasar hoy y que deberás evitar cuando te maquilles, porque suelen ser bastante frecuentes.


Para empezar que te recomiendo que no sigas los pasos de Christina Aguilera y te excedas con tu fondo de maquillaje o terminarás por lucir un antinatural efecto bronceado. No olvides que la función principal de la base de maquillaje es disimular imperfecciones o marcas en la piel, pero nunca dar color.

Sienna Miller es otro buen ejemplo de una incorrecta aplicación del colorete. La clave para utilizar este tipo de productos se encuentra en dar suaves toques de color en los pómulos, pero de una manera discreta, para no terminar pareciendo Heidi. Para conseguir un tono de piel saludable y radiante, te recomiendo el maquillaje mineral de Clinique, Superbalanced Powder Makeup, que se aplica con brocha, y gracias a su cómoda presentación evitamos utilizar demasiado. Un truco muy eficaz a la hora de aplicar los polvos, consiste en sacudir la brocha para retirar el exceso de producto.


Aplicar la cantidad exacta es muy importante para conseguir un buen maquillaje. Si no te lo crees, fíjate en los ojos de Taylor Momsen, Jenny de Gossip Girl. Para aquellas chicas con poca experiencia, lo mejor será optar por dos clásicos como el eyeliner y la máscara de pestañas, y así no terminarás pareciendo un pariente lejano de la Familia Adams. O por el contrario, pasarte con el brillo y el iluminador como es el caso de Lily Allen, con dos ojos como farolas que podrían iluminar la ciudad de Nueva York.

En definitiva, los excesos nunca son buenos, así que asegúrate de que utilizas la cantidad justa y el color más parecido a la tonalidad de tu piel. No hagas tampoco como Victoria Beckham y utilices un fondo de maquillaje demasiado claro.

Recuerda que el look fantasmal no está de moda, así que pruébate varios colores hasta asegurarte de que encuentras el perfecto para ti. Asimismo, cuando llegue la temporada de verano y empieces a pillar bronceado, tal vez debas cambiar de maquillaje, tenlo también muy en cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *