Sombras de ojos adaptables a estuches vacíos. Crea tu favorito


KIKO Make Up Milano ha tenido una idea genial. Sus nuevas sombras de ojos Infinity Eyeshadow se venden de manera individual en cajitas redondas que puedes destapar e introducir en un estuche vacío, así podrás ir llenándolo con los colores que realmente necesitas. Lo mejor es que la cajita queda perfectamente insertada en un hueco y no es posible que se caiga. Sigue leyendo y conoce este magnífico sistema y otras ventajas.

Elige el número de sombras

En primer lugar, podrás elegir el tamaño del estuche vacío que crees que vas a necesitar. KIKO te ofrece 5 diferentes, con capacidad para 1, 3, 4, 9 o 24 sombras de ojos. Con esta estupenda idea se acabó ya aquello de comprar un estuche y darle salida solo a unos pocos tonos mientras los demás se van “muriendo de asco”.

Elige color y acabado

Estas sombras de ojos se venden en dos acabados diferentes: mate o satinado. El colorido es espectacular en ambas, y podrás elegir nada menos que entre 96 tonalidades diferentes de la sombra mate, y entre 12 satinadas. Así que es prácticamente imposible que no seas capaz de crear el estuche perfecto que andabas buscando desde hace tanto tiempo.

Reponlas cuando se acaben

Incluso si de tus colores favoritos hay algunos que utilizas más que otros, no debes preocuparte. Con este “sistema Clics” podrás ir reponiendo aquéllas que vas terminando siempre que quieras. Y como KIKO ha pensado en todos los detalles, te ofrece una solución muy práctica para que no te olvides del número de sombra.

Es tan sencillo como despegar la pegatina que viene en la parte trasera de la cajita y ponerla en el interior de la tapa del estuche, lógicamente siguiendo el orden que has ido creando. Así no tendrás ningún problema para poder comprar otra vez el mismo color que ya has terminado. ¿No te parece genial?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *